top of page

Diferencias entre Tratamiento psicológico y médico en salud mental y su complementariedad.




Cuando atravesamos por una situación difícil y sentimos que no tenemos las herramientas suficientes para afrontarla, pensamos en buscar ayuda de un profesional de la salud mental, a veces sin saber muy bien las diferencias entre el rol de un médico y un psicólogo. Es por ello que nos preguntamos: ¿cuáles son las diferencias entre un tratamiento médico y un tratamiento psicológico?


De manera breve, un médico interviene cuando existen alteraciones biológicas (fisiológicas, neuroquímicas, etc.) asociadas a trastornos psiquiátricos/ psicológicos específicos (trastornos depresivos, ansiosos, de personalidad, etc.) y/o situaciones de crisis que generan síntomas de frecuencia, intensidad y duración importante (por ejemplo, crisis de pánico), lo que impiden llevar a cabo normalmente las actividades diarias. Para ello, los médicos en salud mental están facultados para solicitar exámenes, prescribir psicofármacos y otorgar licencia médica en aquellos casos en los que se requiere, siendo importante la realización de controles médicos para ir monitoreando los avances y adecuando las indicaciones médicas dadas (por ejemplo, modificar o disminuir la dosis de un fármaco).


Por otra parte, un psicólogo interviene cuando existen alteraciones emocionales y/o cognitivas producto de conflictos intrapersonales (conflictos de identidad, sentimientos de soledad, desesperanza, culpas, etc.) y/o interpersonales (conflictos de pareja, familia, laborales, etc.), muchos de ellos como consecuencia de situaciones que implican adaptarse a cambios externos o internos. Para ello, los psicólogos realizan psicodiagnóstico (sesiones iniciales de evaluación psicológica) y/o psicoterapia individual, familiar o de pareja, dependiendo de la problemática a trabajar. La psicoterapia corresponde a un proceso de sesiones de frecuencia relativa (generalmente, semanal o quincenal) donde se construyen objetivos terapéuticos (lo que se quiere lograr) y se trabaja en construir herramientas psicológicas que permitan progresivamente alcanzar los objetivos propuestos. Es importante aclarar que los psicólogos no prescriben medicamentos, pues trabajan con factores intrínsecos de cada persona como: motivación, constancia y toma de decisiones.


Considerando lo anterior, ante la presencia de trastornos o sintomatología que implique alteraciones biológicas y adaptativas, la integración de tratamiento médico y psicoterapia regular permite progresos más prontos y eficaces. En COS atienden tanto psicólogos como médicos expertos en salud mental, donde es posible que ambos profesionales trabajen interdisciplinariamente en pos de las necesidades médicas y psicológicas de cada persona.




25 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page