top of page
  • Foto del escritorCentro Orgánico de Salud

Principales dificultades que atraviesan las relaciones de parejas (y algunas formas de afrontarlo)

Las parejas suelen pasar por una montaña rusa de sentimientos y emociones: alegrías, ilusiones, decepciones, buenos momentos, discusiones, acuerdos, más discusiones… todo esto ¡está bien! Las relaciones de pareja son intensas debido a la proximidad que se genera y la constante invitación a salir de la zona de confort que implican, pues al estar en pareja se crea una nueva unidad en la que, a su vez, se debe mantener la individualidad, debiendo velar por la estabilidad de un tú, un yo y un nosotros. Asimismo, cuando una pareja se consolida en el tiempo (más allá de cómo es la dinámica), el apego que se genera alcanza una relevancia tan grande como el apego entre madre e hijo/a, pudiendo cambiar el patrón de apego que se trae desde la infancia: increíble, ¿no?


Por lo anterior, existen ciertas categorías que engloban las principales dificultades de las relaciones de pareja, entre las que se encuentran:


  • Roces domésticos asociados a rasgos de personalidad (p.e., peleas porque una de las dos personas tiene rasgos más obsesivos y considera que hace mejor el aseo).

  • Discrepancias asociadas a distintos estilos de crianza (p.e., cómo pasar las fiestas de fin de año).

  • Proyección de inseguridades en la pareja por experiencias emocionalmente negativas en el pasado (p.e., uso del celular cuando se ha sido engañado antes).

  • Diferentes estilos de apego (p.e., situaciones de estrés cuando una de las personas tiene apego ansioso/ambivalente y la otra, evitativo).

  • Diferentes temperamentos (p.e., una de las personas tiene un temperamento altamente sensible, de alta reactividad, etc.) y estilos cognitivos (rígido (“cuadrado”), divergente (“disperso”), etc.).

  • Distintos estilos y/o expectativas de vida (p.e., a una de las personas le gusta la vida fitness y a la otra no; una de ambas personas quiere tener hijos y la otra no; etc.).

  • Infidelidades (p.e., decidir seguir en pareja y estar atenta al celular de la pareja).

  • Patrones de violencia en cualquiera de sus tipos.


Como vemos, los problemas de pareja son naturales y es saludable que existan diferencias entre dos personalidades distintas, sobre todo cuando se llega a la etapa previa a la consolidación del amor: la decepción. Así como se lee, las parejas deben pasar por una etapa de decepción pues es allí donde se deja de idealizar y se acepta que la persona de la cual estamos enamorados tiene características o hábitos que no nos gustan y en base a eso, cuestionamos y decidimos si el amor nos lleva a integrar dichas características y continuar en pareja de todos modos o dichas diferencias no son transables. Si aún teniendo claro esto la decisión es muy difícil de tomar y ya no está siendo posible llegar a acuerdos, se sugiere pensar en una instancia de psicoterapia de parejas para resolver aquello, ¡en COS te podemos ayudar en ello!


1 visualización0 comentarios

Commenti


bottom of page